Aquel octubre de 2001

Sigo buscando en cajones y rincones lo que nos fue amputado sin miramientos. Me descubrí acariciando viejas fotografías. Tenía que hacer el cambio de ropa, cobarde y llorosa , lo aplacé. Es tan poco lo que me queda de tí. Busco excusas para sonreir. He descubierto algo que escribí en aquel octubre de 2001. Cierro …

La Lluvia

He recorrido ese paseo que hacíamos, me ha gustado. Sentí miedo antes de empezar, nunca sé lo que puedo ser capaz de soportar. Casi siempre me sorprendo, casi siempre. Ya no podía retrasarlo más, las vacaciones finalizaban, imposible demorarlo y sí, tenía que cumplir con la palabra que me había dado. Dejé que nuestro pasado …

Recorridos

Han sido tantos los recorridos, bromeando, riendo, cantando, sintiéndonos, soñando, hablando - siempre menos de lo que tú querias - algo hablamos. Siempre festejámos todo, por que estamos vivas. Los San Viernes, por que estrenábamos el fin de semana. Una pizza, por que hoy es hoy. Un abrazo, por que hacíamos mágia. Una caña, por …

Hasta Mañana

Que alegres al reencontrarnos y ver cómo tus ojitos sonreían. Tomaste nuestra cara entre tus manos, cálidas, amorosas y suaves, nos regalaste un abrazo. Había sido una semana con altibajos, pensaba que no dolería, pero sí que duele. El próximo miércoles también dolerá, pasearemos y comeremos juntas, espero que nos volvamos a reir. Me encantó …

Tu regazo

Añoro las siestas tempranas, los fines de semana largos, las tardes de lecturas y risas. Recostarme en tu regazo cómplice y callada mientras te observo, intento secuestrar momentos. Me columpio en tus pestañas cuando acompañan tu semblante sereno, aún me duele no poder acurrucarme en tu sonrisa, plácida y serena, interrumpida por mí caricia. Me …

Ya estás aquí

Ya estás aquí, aunque hace nueve meses que estás. Te hiciste imprescindible en sus pensamientos, sueños, planes. Ya estás aquí, sin duda, coloreando el tiempo y el espacio que compartes con ellos, sé que te quieren, desde antes de existir. Ya estás aquí, en unos días correré a verte, cuando dejes de hipnotizar a tus …

Alegría y Sonrisas

Amanecí chapoteando en lagos salados. Conduje sorteando charcos salados.  Los suspiros intentaban secar la pena, no podían. El dolor de la pérdida me estrangulaba la garganta y devoraba el estómago. Subí el sonido de la música, para no recocerme sola, y ahogar los suspiros que con cada exhalacion me hacían sentir, más rota, más triste, …

A %d blogueros les gusta esto: