Bolboreta

Salías del ascensor y de pronto al mirarme, seria, dijiste vamos, te seguí, caminando sin prisa. Fuera me miraste, sonreíste con esa mirada que tanto me ha enamorado. Interrumpías el paseo, nos parábamos para mirarnos, no había palabras, solo intensas miradas, sonrientes. Nos tomamos de la mano para dar unos cuantos pasos mas, de vez …

Tu regazo

Añoro las siestas tempranas, los fines de semana largos, las tardes de lecturas y risas. Recostarme en tu regazo cómplice y callada mientras te observo, intento secuestrar momentos. Me columpio en tus pestañas cuando acompañan tu semblante sereno, aún me duele no poder acurrucarme en tu sonrisa, plácida y serena, interrumpida por mí caricia. Me …

La desnuda verdad

Comencé a dibujar cajones. El horror en recortes para cada uno. Colores brillantes y puros para esconder, encerrar y escapar. Cerraduras fantásticas, con relieves y filigranas con las que embellecerlas. Cada una con su llave, cada horror con su belleza exterior. Pues así sin querer escribir escribí, sin querer soltar solté, sin querer llorar lloré, …

Quiero

Somos las piezas de tu puzle, te buscaré todas las que no sean nuestras. Quiero regalarte muchísimas piezas para intentar reconstruir esos espacios perdidos, lo sé imposible, pero quiero. Robaré aquellas que por azar no pude vivir contigo, ojalá me las regalen aquellos, pero tu tranquila, que tus sueños sean serenos mientras persigo más piezas. …

Ahora ya sola

Me atropelló, pasó sin más. Necesitaba estar y al mismo tiempo poder correr. Caminar con sigilo y brusquedad. Reconocí mi vacío en su mirada vacía también. Entonces fué. Ahora aferro trozos pequeños de nuestra inmensidad. Adoro esos besos lentos, suaves, que parece que roba al olvido. Para de pronto volver a caminar. Vacío el espacio …

¡Haznos rehenes!

Busco la forma de edificar futuros, de empujar las sombras, de sentir que un abrazo, un beso e incluso esos silencios heladores puedan, quizá, alejar la soledad. No la encuentro. Lucho por sentir que el Alzheimer nos empuja a compartirnos de otro modo, aliadas en el dolor, pero no solas,  aliadas del abrazo, pero no …

¿Vamos?

Una pregunta tan sencilla y deseada. Doy una voltereta y sin poder evitar sonreír y gritar de júbilo. ¡Claro! ¡Vamos! sin dudarlo, ni lo pensé, empaqueté mi vida, mi pasado y comencé crear futuros, muchos futuros, inciertos, sabios, tranquilos, de vértigo. Así fueron. Así vivimos. Veinte años más tarde, ya no se cómo construir futuros, …

Abrazar el vacío

Así, como sin darnos cuenta nos sorprendemos redibujando las viejas fotos de recuerdos manoseados, reimaginados con el paso del tiempo. Lápiz en mano marco y remarco los trazos desteñidos, quizá por si nuestra mirada inquieta pudiera guardar las emociones que nos empeñamos en atesorar y reconstruir. Intento fútil de crear un dique en el que …

A %d blogueros les gusta esto: