Tu regazo

Añoro las siestas tempranas, los fines de semana largos, las tardes de lecturas y risas. Recostarme en tu regazo cómplice y callada mientras te observo, intento secuestrar momentos. Me columpio en tus pestañas cuando acompañan tu semblante sereno, aún me duele no poder acurrucarme en tu sonrisa, plácida y serena, interrumpida por mí caricia. Me …

Bisturí

No, no lo vimos aparecer. Era imposible detectar que el bisturí había tocado esos filos invisibles de tu cerebro, arrancó, deshiló con precisión la historia que tejiamos juntas desde hacía más de veinte años. Intenté sostener los hilos quebrados, luche para unir la trama, mientras la urdimbre de tus ojos sonreían despacio y tus labios …

A %d blogueros les gusta esto: